Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

viernes, 13 de noviembre de 2009

Te debo una palabra... una cancion.

George Grie, "Mindscape or virtual reality dreamscape"


Te deseo en la cúspide del día,

Sin temores ni dudas meridianas,

Desnuda de recelos, inocente y ufana,

Sabia y celeste, como el sendero de

Tu vida.


Te deseo a plena luz,

Cosechando canciones en

Mi apenas naciente primavera,

Flor de cada silencio y cada voz

Donde germina una caricia, cuando

La sed de ti colma mis venas.


Te debo una palabra que

No tenga fronteras, una palabra

Sin ético epicentro, una ilusión,

De arcilla y piedra que cincele

En mi verso, tu sonrisa,

Cual ansiada ribera.


Eres de mí, como estos ojos

Que te guardan, milagro de la luz

Perenne en mi memoria. Mariposa,

Tus labios, presta al vuelo en

Un beso, en el gesto inmortal donde

Tú engendras mi universo.


Te debo una canción donde

La vida evoque la ofensiva crucial de

Mi batalla, un lamento sin huellas de

Futuro, una esperanza azul donde

El amor rompa sus alas.


9 comentarios:

  1. Con tanto deseo, con tanta vehemencia en tus palabras, estoy cierta que a quíen le hayas escrito éste poema, no le debes nada. Las palabras son como el viento entre los dedos, tu entrega es lo maravilloso.

    ResponderEliminar
  2. Jose, que hermoso deseos los que prodigas en este poema abundante de luz, y del universo de metáforas, que hacen que sea un placer enorme leer este poema tuyo. te felicito honestamente por el, Saludos sinceros.

    ResponderEliminar
  3. ...es un escrito tan hermoso que se debe guardar en la memoria como si fuera una joya heredada.

    Todo un universo de amor encierran tus letras.

    Un cálido abrazo, ya te echaba de menos.

    ResponderEliminar
  4. Jose...

    por si te hiciera falta... te dejo ese link...

    http://www.youtube.co/watch?v=1jZziub75eo

    precioso poema... hermosos sentimientos... al ras del corazón...

    beso!!

    ResponderEliminar
  5. Gracias por hacerte seguidor de mi desván. Espero que llegaras para quedarte y que pronto podamos compartir palabras. Como aprendiz de poeta que soy, disfruté mucho con tus versos. Espero que vaya todo genial al otro lado. ¿Realmente estás en Rusia? Un fuerte abrazo y que te vaya bonito.

    ResponderEliminar
  6. Batir de alas siente mi corazón al escuchar de ti tanto amor. Besotes

    ResponderEliminar
  7. José Martí
    Copa con alas

    Una copa con alas: quién la ha visto
    antes que yo? Yo ayer la vi. Subía
    con lenta majestad, como quien vierte
    óleo sagrado: y a sus bordes dulces
    mis regalados labios apretaba:?
    Ni una gota siquiera, ni una gota
    del bálsamo perdí que hubo en tu beso!

    Tu cabeza de negra cabellera
    ?Te acuerdas?? con mi mano requería,
    porque de mí tus labios generosos
    no se apartaran. ?Blanda como el beso
    que a ti me transfundía, era la suave
    atmósfera en redor: La vida entera
    sentí que a mí abrazándote, abrazaba!
    Perdí el mundo de vista, y sus ruidos
    y su envidiosa y bárbara batalla!
    Una copa en los aires ascendía
    y yo, en brazos no vistos reclinado
    tras ella, asido de sus dulces bordes:
    Por el espacio azul me remontaba!

    Oh amor, oh inmenso, oh acabado artista:
    en rueda o riel funde el herrero el hierro:
    una flor o mujer o águila o ángel
    en oro o plata el joyador cincela:
    Tú sólo, sólo tú, sabes el modo
    de reducir el Universo a un beso

    ResponderEliminar
  8. Gracias Taty, hay mucha verdad en lo que expresas, las palabras son como la luz, cuyo unico valor esta en la vida que se nutre de ella. Un abrazo.

    Muchas gracias, Americo, por tu visita. Quiero reiterarte la reciprocidad de nuestra admiracion, me place grandemente la lectura de tus obras. Bienvenido a nuestra morada.

    Gracias, Bea, nos echamos de menos, cada vez que me decido a editar un post me acuerdo de ti. Me pongo a pensar: Bea notara la falta de musica... Bea vera tal o cual detalle en la imagen...
    Gracias por tu amable visita. Siempre eres bienvenida.

    Ursula, querida, tu si sabes obsequiarme con buenas emociones. En esa cancion me va la vida, la estoy escuchando desde la adolescencia y siempre ha estado entre mis favoritas. Las imagenes que acompañan a esta pieza maestra son de singular belleza. Muchas gracias por el regalo y por tus nobles comentarios. Un beso inmensurable.

    Excelentisimo capitan, su desvan esta atiborrado de maravillas, cuidese mucho de mantenerlo en ese estado, me da un gusto inmenso dejar pasar las horas sumergido entre ellas. Realmente estoy en Rusia, vivo en Moscu hace mas de diez años. Gracias por la amable visita y por tan calidas palabras. Un abrazo.

    Gracias, Jeve, me agrada mucho tu visita, espero que te sientas siempre a gusto aqui. Un abrazo.

    Estimada, Mer, ante todo te pido disculpas por no haber respondido a tu mensaje anterior, estuve buscando infructuosamente tu direccion en tu perfil de usuario, sin decidirme a responderte por esta via. Quiero decirte que me halaga mucho tu proposicion y si no la acepto es porque actualmente no estoy en condiciones de asumir la responsabilidad que implica el hecho de ser miembro de una red social, yo se bien de que se trata y se que requiere esmero y dedicacion. Muchas gracias por tu amable visita y tus afectuosos comentarios. Un beso.

    Anonimo, gracias por acordarte que soy martiano. Este poema es uno de los mas bellos que escribio el apostol a pesar de no ser tan conocido como sus versos sencillos. En cualquier caso, pienso que la magnitud de la obra martiana es tal que resulta muy dificil conocerla a plenitud, baste entrever en esta poesia el vasto horizonte de sensibilidad que animaba a este hombre inigualable. Un beso.

    ResponderEliminar

Link Within

Related Posts with Thumbnails

Mis raices

A donde van ahora mismo estos cuerpos que no puedo nunca dejar de alumbrar...

Silvio Rodriguez

Jose Marti

Subita de un salto arranca,
hurtase, se quiebra, gira;
abre en dos la cachemira,
ofrece la bata blanca.

("La bailarina española")



Yo vengo de todas partes
y hacia todas partes voy,
arte soy entre las artes
y en los montes, monte soy.

("Versos sencillos")



El amor, madre, a la patria,
no es el amor ridiculo a la tierra,
ni a la hierba que pisan nuestras plantas;
es el odio invencible a quien la oprime,
es el rencor eterno a quien la ataca...

("Abdala")


Mirame, madre, y por tu amor no llores.
Si esclavo de mi edad y mis doctrinas tu mártir corazón llené de espinas, piensa que nacen entre espinas flores.


(Carta a Leonor Pérez desde el presidio de Isla de Pinos
el 28 de agosto de 1870)

* * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Jose Lezama Lima

Dánae teje el tiempo dorado por el 
Nilo 
envolviendo los labios que pasaban
entre labios y vuelos desligados.
La mano o el labio o el pájaro
nevaban.
Era el círculo en nieve que se abría.
Mano era sin sangre la seda que
borraba
la perfección que muere de rodillas
y en su celo se esconde y se divierte.
Vertical desde el mármol no miraba
la frente que se abría en loto húmedo.
En chillido sin fin se abría la floresta
al airado redoble en flecha y muerte.
¿No se apresura tal vez su fría mirada
sobre la garza real y el frío tan débil
del poniente, grito que ayuda la fuga
del dormir, llama fría y lengua
alfilereada?
.................................................... 
Así el espejo averiguó callado,
así Narciso en pleamar fugó sin alas.


("Muerte de Narciso")


* * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Jorge Luis Borges

"Una rosa y Milton"


De las generaciones de las rosas
Que en el fondo del tiempo se han perdido
Quiero que una se salve del olvido,
Una sin marca o signo entre las cosas
Que fueron. El destino me depara
Este don de nombrar por vez primera
Esa flor silenciosa, la postrera
Rosa que Milton acercó a su cara,
Sin verla. Oh tú bermeja o amarilla
O blanca rosa de un jardín borrado,
Deja mágicamente tu pasado
Inmemorial y en este verso brilla,
Oro, sangre o marfil o tenebrosa
Como en sus manos, invisible rosa.




Las plazas agravadas por la noche sin dueño
Son los patios profundos de un árido palacio
Y las calles unánimes que engendran el espacio
Son corredores de vago miedo y de sueño.

(La noche cíclica)



"El enamorado"

Lunas, marfiles, instrumentos, rosas,
lamparas y la linea de Durero,
las nueve cifras y el cambiante cero,
debo fingir que existen esas cosas.

Debo fingir que en el pasado fueron
Persepolis y Roma y que una arena
sutil midio la suerte de la almena
que los siglos de hierro deshicieron.

Debo fingir las armas y la pira
de la epopeya y los pesados mares
que roen de la tierra los pilares.

Debo fingir que hay otros. Es mentira.
Solo tu eres. Tu, mi desventura
y mi ventura, inagotable y pura.



* * * * * * * * * * * * *

Pablo Neruda

Empujado por los designios de la tierra,
como una ola en el mar, hacia ti va mi cuerpo
y tú en tu carne encierras las pupilas sedientas
con que miraré cuando estos ojos que tengo
se me llenen de tierra.

("Amiga no te mueras")



Hemos perdido aun este crépusculo.
Nadie nos vio esta tarde con las manos unidas
mientras la noche azul caía sobre el mundo.

("Poema 10")



Tú sabes cómo es esto:
si miro
la luna de cristal, la rama roja
del lento otoño en mi ventana,
si toco
junto al fuego
la impalpable ceniza
o el arrugado cuerpo de la leña,
todo me lleva a ti,
como si todo lo que existe,
aromas, luz, metales,
fueran pequeños barcos que navegan
hacia las islas tuyas que me aguardan.

("Si tú me olvidas")


* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Nicolás Guillén

Sombras que sólo yo veo,
me escoltan mis dos abuelos.

Lanza con punta de hueso,
tambor de cuero y madera:
mi abuelo negro.
Gorguera en el cuello ancho,
gris armadura guerrera:
mi abuelo blanco.

Pie desnudo, torso pétreo
los de mi negro;
pupilas de vidrio antártico
las de mi blanco.

("Balada de los dos abuelos")


* * * * * * * * * * * * * * * * * * *