Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

lunes, 26 de octubre de 2009

La pasión

Nicoletta Tomas Caravia, de la serie "Amantes"


Quisiera revertir el tiempo y borrar

De nuestras almas cada herida. Tu cuerpo

Sigue siendo una casa sin ventanas

Un desierto de espejos perpetuamente abiertos

A la noche mas fria. Aun si mi corazón abraza

La madera y la lumbre donde engendras mis ansias,

Repentino ser primario de tu mundo sin estrellas,

Fiera soy que rasga la penumbra en su alarido ancestro,

Petalo incierto de la lluvia, pleamar voráz de tus suspiros...

En mi, tu paz siempre florece, aunque me duela la ilusión

Cuando en tus ojos llueve.


Habitame los sueños,

Aunque mis labios laceren tus entrañas,

Aun si el olvido amenaza superar la muerte y grita

Que no es la vida esclava de un deseo sin alas,

Llena mis horas disolutas, con la cadencia voluptuosa

De este instante de rosas marchitas, matríz de un beso

Más profundo que el tiempo. Un beso que devora

La palabra prohibida, la palabra que nunca hallará

Desahogo en mis mentiras.

13 comentarios:

  1. En apasionante correspondencia con el título hilvanas sensaciones bravías que no obstante, se posan en mi cabeza serenamente. Plato exquisito que se saborea despacio, palabra a palabra, verso a verso... extrañas sensaciones las que produce este poema; con calma actitud disfruto ese " fiera soy que rasga la penumbra en su alarido ancestro..."

    Excelentes letras José Jordan.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. magnífico ! con esta pasion acariciaste el alma hasta rasgarla.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Cierta vez leí al final de un bello poema, cito: “… lo escribí en noviembre, un día muy triste, como todos los días verdaderos del poeta, en realidad estoy muy lejos de serlo pero al menos los sueños jamás me traicionan…”. Ver cada día que ese sueño se ha convertido en realidad es una de las experiencias más conmovedoras vividas. Sin dudas, has crecido como poeta y como ser humano. ¿Podré nombrarte Primavera?

    Un beso inmenso

    ResponderEliminar
  4. ...si Nicoletta leyera esto bajo su obra creo que se sentiría doblemente orgullosa.

    Excelente elección. Del texto ¿qué podría decirte?
    Tal vez que completa la obra.
    Dos lujos.
    Dos abrazos.

    ResponderEliminar
  5. habitame los sueños...
    habitame las realidades
    finalmente el amor hace que seamos invencibles y fragiles al mismo tiempo...

    ResponderEliminar
  6. Jose, si se pudiera revertir, tal vez no aprenderíamos a amar como amamos, a veces la separación es el lazo más fuerte del amor, porque con él nos damos cuenta de lo que significa esa persona para nosotros. Te dejo mi cariño y mi amistad.
    Ale.

    ResponderEliminar
  7. los comentarios que me anteceden estan buenisimos...mejor no digo nada...te mando un beso grande y te felicito porque sabes transmitir tus sensaciones muy bien y los que las leemos participamos de ellas....

    ResponderEliminar
  8. Tu perfil dice..."Donde mi voz invoque un universo en tus ansias..."
    Pues tu poema ha provocado un universo en las mías, querido José.
    Tiene una exquisitez tal, de principio a fin, que cualquier cosa que se agregue, sobra.
    Las metáforas que has utilizado, el lenguaje, la cadencia en los versos le otorgan a tu escrito una belleza lírica increíble. Realmente es un lujo poder leer este tipo de poemas.

    Me presento

    Estoy recorriendo blogs literarios extendiendo esta invitación
    a distintos escritores:

    Soy moderadora del portal literario Mareas del alma: http://mareasdelalma.foroactivo.com

    Sería realmente un honor para todos nosotros contar con un
    escritor de tu jerarquía dentro de nuestro núcleo, para enriquecernos,
    aprender y soñar en un ambiente de amistad y armonía.

    Podrás utilizar el espacio para publicitar tu blog con otros poetas
    sin otro fin que el de compartir un momento agradable,
    que conozcan el fruto de tu inspiración y sentir ese placer de la
    compañía de un par que también siente y ama la poesía.

    Mil disculpas por la molestia, ojalá pueda encontrarte allí para seguir disfrutando tus poemas, seguramente hallarás unos cuantos amigos o compañeros de blog, animate! Sinceramente no todos los días se tiene acceso a este tipo de poesía, mis felicitaciones por ello.


    Un besito para vos y gracias por el tiempo que me has brindado.

    Denn

    ResponderEliminar
  9. Felicitaciones. Esplendoroso poema.

    La madera y la lumbre donde engendras mis ansias,
    Repentino ser primario de tu mundo sin estrellas,
    Fiera soy que rasga la penumbra en su alarido ancestro.

    Saludos Sinceros.

    ResponderEliminar
  10. Poder llegar quisiera, y tan alto estaría, que el esplendor del sol saliera al percibir el alma que hay en tus poemas. Besotes

    ResponderEliminar
  11. Queridos amigos, ante todo les pido disculpas por tan prolongada ausencia. No he tenido en todo este tiempo la mas minima posibilidad de renovar esta pagina o al menos responder a tantos amables comentarios. Aprecio grandemente la atencion que me dispensan y les reitero que nuestra admiracion es reciproca, que tengo en gran estima el trabajo creativo que realiza cada uno de ustedes. Para todos un fuerte abrazo y todo mi aprecio.

    ResponderEliminar
  12. "Tu cuerpo sigue siendo una casa sin ventanas", qué frase potente!! Muy buena poesía.
    Saludos
    Jeve.

    ResponderEliminar

Link Within

Related Posts with Thumbnails

Mis raices

A donde van ahora mismo estos cuerpos que no puedo nunca dejar de alumbrar...

Silvio Rodriguez

Jose Marti

Subita de un salto arranca,
hurtase, se quiebra, gira;
abre en dos la cachemira,
ofrece la bata blanca.

("La bailarina española")



Yo vengo de todas partes
y hacia todas partes voy,
arte soy entre las artes
y en los montes, monte soy.

("Versos sencillos")



El amor, madre, a la patria,
no es el amor ridiculo a la tierra,
ni a la hierba que pisan nuestras plantas;
es el odio invencible a quien la oprime,
es el rencor eterno a quien la ataca...

("Abdala")


Mirame, madre, y por tu amor no llores.
Si esclavo de mi edad y mis doctrinas tu mártir corazón llené de espinas, piensa que nacen entre espinas flores.


(Carta a Leonor Pérez desde el presidio de Isla de Pinos
el 28 de agosto de 1870)

* * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Jose Lezama Lima

Dánae teje el tiempo dorado por el 
Nilo 
envolviendo los labios que pasaban
entre labios y vuelos desligados.
La mano o el labio o el pájaro
nevaban.
Era el círculo en nieve que se abría.
Mano era sin sangre la seda que
borraba
la perfección que muere de rodillas
y en su celo se esconde y se divierte.
Vertical desde el mármol no miraba
la frente que se abría en loto húmedo.
En chillido sin fin se abría la floresta
al airado redoble en flecha y muerte.
¿No se apresura tal vez su fría mirada
sobre la garza real y el frío tan débil
del poniente, grito que ayuda la fuga
del dormir, llama fría y lengua
alfilereada?
.................................................... 
Así el espejo averiguó callado,
así Narciso en pleamar fugó sin alas.


("Muerte de Narciso")


* * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Jorge Luis Borges

"Una rosa y Milton"


De las generaciones de las rosas
Que en el fondo del tiempo se han perdido
Quiero que una se salve del olvido,
Una sin marca o signo entre las cosas
Que fueron. El destino me depara
Este don de nombrar por vez primera
Esa flor silenciosa, la postrera
Rosa que Milton acercó a su cara,
Sin verla. Oh tú bermeja o amarilla
O blanca rosa de un jardín borrado,
Deja mágicamente tu pasado
Inmemorial y en este verso brilla,
Oro, sangre o marfil o tenebrosa
Como en sus manos, invisible rosa.




Las plazas agravadas por la noche sin dueño
Son los patios profundos de un árido palacio
Y las calles unánimes que engendran el espacio
Son corredores de vago miedo y de sueño.

(La noche cíclica)



"El enamorado"

Lunas, marfiles, instrumentos, rosas,
lamparas y la linea de Durero,
las nueve cifras y el cambiante cero,
debo fingir que existen esas cosas.

Debo fingir que en el pasado fueron
Persepolis y Roma y que una arena
sutil midio la suerte de la almena
que los siglos de hierro deshicieron.

Debo fingir las armas y la pira
de la epopeya y los pesados mares
que roen de la tierra los pilares.

Debo fingir que hay otros. Es mentira.
Solo tu eres. Tu, mi desventura
y mi ventura, inagotable y pura.



* * * * * * * * * * * * *

Pablo Neruda

Empujado por los designios de la tierra,
como una ola en el mar, hacia ti va mi cuerpo
y tú en tu carne encierras las pupilas sedientas
con que miraré cuando estos ojos que tengo
se me llenen de tierra.

("Amiga no te mueras")



Hemos perdido aun este crépusculo.
Nadie nos vio esta tarde con las manos unidas
mientras la noche azul caía sobre el mundo.

("Poema 10")



Tú sabes cómo es esto:
si miro
la luna de cristal, la rama roja
del lento otoño en mi ventana,
si toco
junto al fuego
la impalpable ceniza
o el arrugado cuerpo de la leña,
todo me lleva a ti,
como si todo lo que existe,
aromas, luz, metales,
fueran pequeños barcos que navegan
hacia las islas tuyas que me aguardan.

("Si tú me olvidas")


* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Nicolás Guillén

Sombras que sólo yo veo,
me escoltan mis dos abuelos.

Lanza con punta de hueso,
tambor de cuero y madera:
mi abuelo negro.
Gorguera en el cuello ancho,
gris armadura guerrera:
mi abuelo blanco.

Pie desnudo, torso pétreo
los de mi negro;
pupilas de vidrio antártico
las de mi blanco.

("Balada de los dos abuelos")


* * * * * * * * * * * * * * * * * * *